La inteligencia lógico-matemática en el aula

Royal_straight_flushDentro de las inteligencias múltiples de Gardner suelo proponer actividades y recursos para trabajar la inteligencia emocional porque la considero la base para aprender a aprender de manera eficaz y autónoma. Pero no podemos olvidar el resto de inteligencias. Por eso, poco a poco, vamos a centrarnos en preparar actividades y recursos para trabajarlas todas ellas.

Hoy he querido comenzar por la inteligencia lógico-matemática y propuestas para el aula.

Los niños que tienen esta inteligencia son aquellos que tienen la habilidad de utilizar los números y el pensamiento lógico de una manera muy efectiva, razonando y analizando de una manera adecuada.

En el aula los aprendizajes deben ser accesibles a todos y por tanto tenemos que incluir propuestas de todo tipo para que cada alumno, dentro de su forma de aprender, sea capaz de integrar esos aprendizajes y asimilarlos de la mejor manera posible para lograr esa educación integral y eficaz que se pretende.

Los procesos que se siguen a través de esta inteligencia son los propios que se desarrollan desde el aula de infantil: la clasificación y categorización; poco a poco van llegando a Primaria utilizando habilidades más exigentes como las inferencias, generalización y cálculo y, por último, la demostración de hipótesis propias de cursos superiores. Por tanto, a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje escolar se van desarrollando paulatinamente todas las opciones de desarrollar esa habilidad matemática.

Las personas que poseen esta inteligencia matemática simplemente tendrán más facilidad para todas estas habilidades. Serán aquellos niños que resuelvan puzles más complejos en la etapa de infantil, o incluso aquellos que observan fácilmente la relación entre diversos objetos.

A raíz de esto han surgido múltiples actividades, generalmente de carácter extraescolar que atienden a cierta estimulación temprana de esta capacidad. Son, por ejemplo, El Kumon y el Aloha.

El hecho de poder seguir determinadas pautas “inconscientes” en el uso lógico-matemático es un buen recurso para aprender a pensar de otra manera, haciendo inferencias con situaciones reales que vive el alumno, pero para ello desde pequeños deben conocer el significado que tiene esa habilidad en ellos.

Podemos utilizar recursos como los juegos de técnicas secuenciales, aquellos que encontramos habitualmente en cuadernos de pasatiempos. Os dejo uno para que lo pongáis en práctica con vuestros hijos/alumnos de primaria. A partir de las siguientes pistas deben razonar y colocar en una tabla cada concepto (nombre, casa, mascota, años):

Captura de pantalla 2015-02-15 a las 9.49.11

Las diferentes mecánicas de aplicación de la inteligencia lógico-matemática en el aula se ponen en juego con aplicaciones reales, desde la reformulación de las preguntas de cara a situar al alumno en un entorno que conoce, que es real para él, o incluso a través de técnicas de visualización espacial, en este caso podemos incluso introducir recursos de programación donde deban dar instrucciones a un objeto para que realice determinados pasos. Pongamos el caso de Lightbot.

El hecho de poseer esta inteligencia hace que el razonamiento y pensamiento lógico sea tan rápido y eficiente que se plantean hipótesis y se aceptan y rechazan de manera automática pudiendo avanzar más rápidamente en el razonamiento.

Quizá os interese la siguiente presentación que introduce el concepto de las inteligencias múltiples y en especial de la lógico-matemática de una manera muy práctica:

En este caso, es una habilidad que se suele trabajar en el aula, aunque siempre es mejorable en cuanto a que las actividades sean más motivadoras. Por ello os propongo una serie de aplicaciones que pueden serlo:

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: