Jornada de reflexión

analizarHoy toca hacer parón par reflexionar sobre los últimos encuentros educativos a los que he asistido. Como no puede ser de otra manera quiero comenzar alabando a todos aquellos educadores que utilizan su tiempo personal para acudir a este tipo de eventos, con la idea de progresar, de formarse, de salir del pequeño habitáculo de su aula y mirar al mundo, a lo que realmente acontece en él,  lejos de currículos pretenciosos, aulas desubicadas y centros ajenos a cualquier avance.

Lo que importa en estos momentos es saber que hay docentes implicados en el cambio. Pero ese cambio se dirige hacia diferentes elementos del proceso educativo. Si en el CITA hablábamos del proceso de innovación como cambio, hacia metodología activas que propiciaran un aprendizaje real, experiencial y significativo para los alumnos, en la ILE se concentraba la charla en la figura del profesor y en CafeCrea10 en los espacios.

Lo que queda claro es que todo va unido y está relacionado. Partamos de un cambio metodológico que implica el cambio de escenarios, de espacios donde el aula salga al mundo, menos rígida, y sobre todo, creada por los alumnos. Esa nueva vía que pretendemos donde el alumno es protagonista de su aprendizaje, debe facilitar esa liberación de los espacios para que los hagan suyos y construyan, también, el aula.  Muchos se preguntan cómo van a gestionar el aula, si tiran paredes, que si el nivel de ruido, la atención… Habría que empezar a pensar porqué seguimos pensando que tienen que estar en silencio, ¿no pretendemos que trabajen en equipo? el equipo tendrá que comunicarse de alguna manera. ¿No queremos que sean ellos los que creen productos resultado de sus aprendizajes? Deberemos darles opciones de movimiento, de recursos, de herramientas,….

Lo único que queda claro en todas estas iniciativas es que hay que cambiar. Unos experimentarán fracasos pero que no son sino la vía para llegar al conocimiento. Otros llevarán las metodologías activas al aula de la manera que puedan, aislados en su aula o conseguirán contagiar a otros docentes e incluso al centro. Nadie dijo que fuera fácil. Pasito a pasito todo llega.

A los profesores solo nos queda seguir construyendo ideas para que nuestros alumnos construyan las suyas propias. Es importante darle difusión, porque en muchos casos no se conocen las opciones con las que contamos. Es fundamental hacer partícipes a los padres que realmente influyen en la educación de sus hijos. Todos debemos estar en el mismo camino, que es lograr un aprendizaje significativo y motivado y los niños nos mandan señales constantes de todo ello. ¿Cuando les vamos a escuchar?

Os dejo los storify de cada uno de los encuentros.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: