EABE17

 #EABE17

Mi entrada de hoy es un poco cósmica ☄ Que si la alineación de los planetas 🌌, que si mundos personales 🌍, que si un cielo de ensueño 🌅, no podría ser de otra manera. Y, todo bajo el marco del #EABE17.

Todo comenzó …

hace unos meses, el día que descubrí que el EABE de este año se celebraba en Almería. Allí comenzó la experiencia memorable.

Mi primera misión estaba clara como el agua:

#serenidad #relaxsound #Almería

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el

Durante mi infancia disfruté en Almería de momentos mágicos, de veranos maravillosos junto a familia y amigos. El contacto emocional con la experiencia no había hecho nada más que empezar. Coincidió que era un fin de semana libre, algo escaso en los últimos tiempos y que iba a ser la culminación de una etapa y el comienzo de otra, esperaba, más sosegada de trabajo  (aquí, he de decir que no suelo acertar en absoluto, gracias a Dios).

Los planetas, definitivamente, se habían alineado para vivir una experiencia única.

Tenía referentes de años anteriores acerca de las jornadas, pero realmente no había tenido tiempo de nada, poco más que apuntarme a comidas y cenas para sacar el máximo partido del contacto social, de aprender y colaborar y de reinventarme con la inspiración del resto de eaberos. Ni siquiera estaba segura de encontrar alguien conocido aunque eso en absoluto me incomodaba, siempre dispuesta a sacar el máximo provecho de este tipo de jornadas. Últimamente, mi tiempo es finito y con prisas y a última hora por fin llegó el día, preparė mi maleta, ya sin nervios, sin pensar, con la experiencia que he ido adquiriendo últimamente de mi ir y venir geográfico.

Nota personal: Queda claro que la seguridad adquirida estos meses lo valen, dan seguridad y confianza para afrontar las cosas de manera diferente. Llevándolo a mi terreno profesional, progresar y evolucionar a través de pequeños retos para alcanzar grandes objetivos.

Impactos

Me lo planteaba como un descanso profesional, porque aunque la idea era compartir y recoger ideas profesionales como en este tipo de eventos sucede, esta vez no me tocaba organizar nada, solo disfrutar y aprender sin prisa, sin necesidad, por placer y motivación. #sloweducation
Mi primer impacto llega al coger el tren. Iba a ser un viaje largo y no tenía claro como iba a a encajarlo. A veces no tener expectativas mejora la experiencia, se aprovecha al máximo porque no tienes ideas preconcebidas sobre ella, muchas veces en mi caso demasiado exigentes.
Cargué con lo justo, mi iPad, el portátil resultaba demasiado peso últimamente y la portabilidad del dispositivo me permitía realizar lo que en principio pensé en aprovechar para dibujar y leer. Sin necesidad de conexiones en modo analógico-pacífico.
El trayecto resultó muy productivo. Agobiada por trabajos que se estaban alargando más de lo necesario y a los que no había podido dedicar tiempo y pensando que la semana que viene volvería el stress y el agobio por completar mis tareas, resultó esfumarse como por arte de magia. Seis horas dan para mucho. Pude ver dos películas, escribir varios artículos, hacer un trabajo de consultoría que tenía pendiente y leer. Lo dicho tenía a la vista la semana algo descargada de trabajo y comenzaba a disfrutar.

Mente+cuerpo+alma de viaje. Camino #eabe17 #compartir #aprender

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el

A pesar de que soy fan numero uno de la tecnología y que me facilita la vida diariamente, no en vano el dispositivo lo está haciendo ahora mismo, el modo conectado en ocasiones resulta algo así como la guerra, la tensión, dependes de la conexión algo que resulta desesperante, sobre todo cuando no la tienes y creo que es importante mantener analogía en cosas que hay que conservar, manipular, pensar y reflexionar sin redes que interfieran, recurrir a un mindfulnes analógico que permita descubrir nuevamente tu interior, lejos de influencias conectadas, volviendo a tus orígenes. Este fin de semana he descubierto eso y mucho más y aquí es donde entran los mundos personales.

Hablo de mundos porque no sólo es el mío, es el de todos aquellos eaberos que me han acompañado estos días. Aquellos con los que he compartido momentos cercanos y a los que quiero agradecer la confianza.

Mi segundo impacto, vino al llegar a Almería. Y volvemos al tema de las idea preconcebidas. Recordaba casi perfectamente sus calles y en especial la estación, con una arquitectura muy bonita y muy cerca de todo. Cuando vives en grandes ciudades llegar a este tipo de ciudad pequeña y costera sin duda te da tranquilidad, en cuanto a distancias sobre todo. Sabía que el hotel no quedaba lejos y tenía pensado ir dando un paseo. Pero al salir de la estación me encontré otro mundo diferente, irreconocible, inmenso. Almería había crecido, algo que  nunca imagine si quiera, ni me había planteado, porque en los veintitantos años que había estado desde niña había permanecido exactamente igual. Sin embargo, en estos últimos 15 años, la ciudad ebullía, la estación pasó de estar sola a rodeada por nuevas edificaciones, la rambla de ser hueca a ser un hermoso paseo que la embellecía si cabe más y un largo etcétera del que me he asombrado, por el que he sentido curiosidad y que me ha fascinado. De nuevo emociones a flor de piel para una experiencia memorable.

Mundos personales…

Llegaba finalmente a mi hotel, un hotel de toda la vida, algo reformado y con una situación inmejorable. El gran Paseo de Almería. Caminar por sus calles bajo el sol embrujador, ese clima marino me retrotraía a momentos felices, a una soledad anhelada, a un calor inigualable.
Tras registrarme me dispuse a comenzar mi paseo, en solitario, para descubrir nuevos rincones. Fue así como llegue al restaurante donde tomé mis primeras tapas almerienses tras años y donde me sentí cuidada, bienvenida y confortada.
Llegaba el momento de la inauguración de las jornadas y mi amiga Nuria contacto conmigo para ir juntas.

Nota al lector: Durante este diario veréis que aunque presto atención al momento social de compartir y colaborar entre todos también destacó esos momentos más íntimos, con personas que te permiten conocer más profundamente  a la gente que te rodea, que te permite compartir aspectos que en modo global no harías y que me ha hecho darme cuenta, como comentaré más adelante, que la ilusión y el contagio de cambio no se basa solo en hacerlo todos juntos sino también en petit comité. En palabras de Fernando Trujillo (al que eché de menos), la socialización rica, hacia dentro, hacia fuera y expandida debería incluir hacia uno mismo y con otros, reflejando una situación algo diferente.

Con Nuria he aprendido en una tarde más que en muchísimo tiempo. Amabilidad, confianza, cercanía, amistad y valores, algo que no se encuentra muy a menudo.
Pero antes de llegar a ese momento, sigamos con la llegada al museo de Almería para la recepción #EABE17.
Ilusionada por reencuentros, por la calidad bienvenida, como si fueras de la familia, y por desvirtualizar a compañeros muy épicos todos ellos (un tal Leonidas muy potente, un tal David entrañable, divertido e ingenioso, un Pepe Roma encantador …) y compañeras de redes y amistades comunes como Sabina Gata que derrocha Andalucía por sus poros, llegó el momento de las fotos. Que si las chococharlas, los e-star express, o mi divertida Adela que me sorprende siempre con sus ganas por hacer, por emprender y por contagiar, por supuesto, muy mindfulnes todo, con calma y alegría.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Momento de elegir talleres para el día siguiente, de revisar el programa por fin y ver en qué aventura me quería embarcar. Todo con su momento torpe, de pérdida de pasaporte y necesidad de uno nuevo. Gracias a la organización, en especial a Juan S.Martos al que he sentido muy cercano y familiar. De tanto hablar pierdes la noción de carpetas, revistas y papeles varios que sueles recibir al comenzar en este tipo de eventos.

Nota personal: Al loro con este tema para próximas organizaciones. No saturemos de papeleo inicial ni de atascos en colas desordenadas. Es algo que se repite en casi todos los eventos y genera desconcierto. Simplifiquemos al máximo.

 Decidí continuar la tarde con Núria, que tenía uno de sus talleres de juego con sus compañeros de Afim. Cuando surgen este tipo de oportunidades, y teniendo en cuenta que el sábado era el día fuerte de Eabe17, no la pude dejar escapar. Quería exprimir el fin de semana a tope y ahí estaba ese momentazo.

Lo primero que hizo Núria fue hacerme de guía turístico para hablarme de los contrastes de la ciudad. Realmente difícil la situación de algunos barrios y el impulso y empeño que ponía su asociación por mejorar las cosas me hizo ver lo importante de las perspectivas, de los mundos, de docentes, de alumnos,de barrios, de ciudades… ( 😉 a Fernando con sus #ciudadeseducadoras, ¡¡qué importante!!)

El taller, una magnífica oportunidad de conectar con chavales de todas las edades, de conocer un poco de ellos mismos, de tener fans porque alguno ya me sigue por las redes, de comunicarme con otro lenguaje, en otra dirección diferente a la habitual, de llegar a más. Sin las prisas habituales, con momento para ellos, para mí, para reflexionar mientras sucedía, para observar la vida. De nuevo #sloweducation

Disfruté muchísimo, porque realmente conectaba conmigo, con mi modo de ver las cosas: ayudar, colaborar porque sí, porque se necesita y porque alguien tiene que hacerlo. Una experiencia totalmente enriquecedora.


La noche, unas tapitas de nuevo con el equipo y a descansar que el sábado se presentaba intenso. Lo habitual, no descansas lo suficiente, acabas acostándote a las mil pero seguíamos adelante.

Un nuevo amanecer…

El sábado me desperté con ganas, curiosidad e ilusión, pero tranquila de nuevo, sin nervios. La acogida había sido tan buena y cercana que solo quedaba aprovechar al máximo y agradecer las atenciones recibidas y los halagos hacia mi persona por mi trayectoria.
Llegué a la escuela de arte, donde se iba a desarrollar la jornada y fui de las primeras. Durante todo momento, y dado que últimamente me encargo de organizar eventos, no pude evitar poner mi foco de atención en la manera en un estaba todo organizado, para aprender y mejorar en el futuro. En mente, el análisis de la situación, el observar desde fuera, sin presiones, te permite verlo todo en conjunto, te permite ser crítica y comprensiva al mismo tiempo.

Nota personal y para el lector: Qué importante es ejercer varios roles, desde ambos lados, para comprender, para evaluar con significado. Esto me lo apunto a nivel profesional y espero que vosotros lectores tambiénTe das cuenta de que independientemente de cómo salga, la experiencia siempre lo vale!

De nuevo, otra oportunidad, sacar mi cámara para una foto excelente con un cielo envidiable a través del patio interior de la escuela, un lugar emblemático.

Así se despierta Almería #sinfiltros #eabe17

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el

 

#eabe17 #escueladearte #Almería #360°

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el

Poco a poco llegaba la gente y de nuevos encuentros (de perlas que coincidiera con @juanfratic, hombre sabio y bonachón donde los hayas, algo así como mi hado madrino en este momento), desvirtualizaciones, nuevos conocidos con mucha ilusión y ganas y expectativas del encuentro.

Y aquí aparece mi amiga Azahara. Otra de esas personas que parece cada día conozco un poquito más, comprendo un poquito más y con la que pasé momentos únicos y compartí momentos especiales. Sin ella no hubiera sido lo mismo de ninguna manera. Con su positivismo, alegría, amabilidad y gracia granadina. Ya véis, esos mundos de los que os hablaba seguían creciendo.

Llegó el momento del aprendizaje…

Comenzaba el primer taller, de la mano de @conecta13, sobre pasillos de aprendizaje. El título llamó mi atención desde el primer momento, y además, como creo que compartimos sueños educativos se contemplaba como el taller perfecto para comenzar. Por medio de Telegram y de la Plaza de la Leche (genial nombre para la plaza de los educadores) comenzaba nuestro reto. Trabajo individual y autónomo, trabajo por equipos y trabajo final cooperativo entre todos los agentes a partir un tema de acoso escolar.

Mi experiencia la resumo en lo siguiente: todos y cada uno de ellos son necesarios y ese aspecto informal que proponían a partir de las palabras de Nancy Dixon lo comparto 100%. De hecho lo veo cada día. Comunidades de aprendizaje que avanzan, evolucionan y comparten fuera del contexto formal y que generan sinergias irrompibles y emprendedoras.

Nota para el lector: Apúntate a la autora para conocer un poco más, yo ya lo he hecho. Muy fan, por cierto, de cada día se aprende algo nuevo 😜 y de lo importante de las dinámicas de trabajo (es decir en movimiento cuerpo y mente) 😉#intelimooc

Tras una breve pausa con el divertídisimo y necesario en este tipo de eventos, David,  empezaba el segundo turno. Iba directa al taller de  Liderazgo y organización de centros de Lola Urbano, Eusebio Córdoba, Juan Sánchez Martos y José M.Ruiz….Como en general cualquier asistente a un taller esperaba la receta mágica y como suele suceder, descubrí algo diferente. Y eso siempre es mejor!

Nota para el lector: momento insight para todos, las recetas mágicas no existen, no son globales, las tienes que crear tu mismo en función de tu contexto y necesidades #empatiza.

Nuestro punto de vista suele ser siempre parcial, subjetivo y nos cuesta ver la realidad. Mi contexto es diferente al de un director de centro, la mayoría de los allí presentes. Pero lo era de muy diferentes formas. Por el hecho de no estar en la educación formal e incluso por el hecho de vivir en otra ciudad. Es aquí, en estos contextos, en estas situaciones, donde realmente conoces a las personas, cómo piensan, cómo miran, cómo hacen y empatizan con sus necesidades. Hice un pequeño sketchnote de la sesión donde reflejo lo que he considerado fundamental, pero creo que es fundamental comentar, por escrito mis impresiones.

Desde una Lola Urbano magnífica, auténtica hasta un Juan Martos diplomático. Probablemente de mis palabras no se desprende la fuerza de lo que quiero transmitir con esos dos adjetivos, pero quiero dejar clara simplemente la importancia de la diversidad, de la inclusión de todos en todo. Las visiones eran diferentes, todos aportando su granito de arena, era del tipo de debate abierto. Durante este taller permanecí en modo escucha activa absoluta, no quería parecer entrometida en un campo que no es directamnete el mío y al que venía realmente a aprender para llevarlo a la práctica en la parte informal de la que provengo de organizaciones y comunidades de aprendizaje.

Una de las palabras que más salió a la luz de boca, sobre todo, de Eusebio Córdoba, fue la de contagio, la de llegar. En los años que llevo en esta profesión he visto que  la pasión mueve el mundo y permite los cambios que sean necesarios, solo hay que ponerle ganas. Por otro lado, se contempló lo que Juan S. Martos denominó marketing educativo. Vivimos en un momento de modas, tendencias al alza y personas y personajes mediáticos que a veces dificulta tener una visión clara de qué buscamos. Pero como suelo decir, es que la clave está en convivir con todo ello, en aceptar el caos como animal de compañía. El desorden ordenado y con buena cara. Comparto en cierta manera la visión de todos y cada uno de ellos y creo que es fundamental seguir esa línea.
Surgieron muchas opiniones, algunas me llamaron la atención, otras me resultaron excesivamente familiares y otras simplemente no las compartía aunque parece que funcionasen en algunos casos.

Lo que me llevo, de nuevo, a empatizar con los contactos, necesidades y realidades de cada uno. Como dice mi amiga Azahara, no comparar más, ver lo bueno de cada uno.

Tras esto llegaba la hora de comer, en el mirador, excelente ubicación, excelente comida, excelente organización. Mínima charla con J.Blas, donde de nuevo valoraba la vida, por encima de las prisas. y la comodidad a la que estamos acostumbrados. Hablando de su trabajo se percibe la importancia de que haya gente como él exactamente dónde está, aunque en ocasiones suponga un sacrificio o un renuncio a otro tipo de actividad. Mi apoyo en el camino que quiera tomar.#sloweducation

En la sobremesa nos esperaba un flashmob, bailamos un poco pero era necesario activar un poco el cuerpo y tomar un café. De nuevo, un momento informal donde la compañía, Rosa (nueva en mi PLE) y Azahara, me devolvían cercanía, cariño y disfrute de una tarde de amigas.

Llegaba uno de los momentos más esperados en el Teatro Apolo de Almería para ver cómo se pasa el testigo de EABE a otro equipo y para hechizarnos con el cine mudo a través del sonido!!. Para ello David Álvarez y familia nos introducían en una sala a oscuras, proyectando diferentes sketches de cine mudo que nos sumergirían a través de una magistral violinista, el piano acompañando perfectamente y “sonoridades” varias que lograban emocionar, divertir y descubrir talentos ocultos.

Nota personal: Efecto añoranza tal y como ha sucedido con PokemonGo

A destacar la importancia de un contenido transmedia, audiovisual, mirado desde otro lado,  que provoca creatividad, que implica emoción y motivación de nuevo al estilo #sloweducation.

¿Veis cuántos mundos personales estamos visualizando en este viaje?

Apabullante e increíble lo que pueden lograr este tipo de encuentros. Crecer, crecer y más crecer.

Tras un fugaz paseo por la playa, nos esperaban en el círculo mercantil, nuevo lugar emblemático, precioso, y parte de los cines Cervantes, a los que tantas veces fui de niña.
De nuevo, tapitas, de pie 😱 y nuevas conversaciones. De nuevo la música 🎶 nos acompañó, nuevas compañías y lista para descansar, asimilar todo lo que había supuesto el día a nivel emocional.
El domingo lo había reservado para mí, para callejear a mi ritmo, descansar y disfrutar. Menos mal!

Nota personal: Esto me hizo darme cuenta de la importancia de,  en este tipo de eventos, cosas que comenté con Azahara (además de todo compañera de organización de #JGA17) en varias ocasiones, tener momentos únicamente sociales, chillout como dice ella. (Tomamos nota para próximos).

Levantarse sin prisas, sin madrugar en exceso, recorrer la ciudad a tu aire, descubrirla de nuevo, y por fin, mi objetivo primero desde el día que me apunté:
Ir a la playa a mojarme los pies!

Misión cumplida #Almería #eabe17

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el

Purificador es la palabra, no sólo por esa compenetración con el mar ( cómo lo hecho de menos en la ciudad!) sino por esa descarga de cansancio y sobrecarga de energía.
Como nueva. Pausadamente a comer a un clásico La dulce Alianza, que aunque han cambiado la ubicación y se han modernizado sigue conservando elegancia y estilo y una amplia y variada muestra de confitería. Genial la ensalada templada!

Conociendo y disfrutando de Clásicos de toda la vida de otra manera #LaDulceAlianza #Almería

Una publicación compartida de Clara Cordero Balcázar (@agoraabierta) el


Y de allí directa a la estación, conociendo ya, de nuevo, la ciudad. Da gusto cuando vas a una ciudad que puedes recorrer en nada.
Y aquí estoy en mis seis horas de vuelta aprovechando la tranquilidad, la mente relajada y creativa y terminando flequillos sueltos.
Nos vemos en mi próxima entrada de diario docente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: