Pinzas divertidas

Ser creativa o morir en el intento. De vez en cuando conviene cambiar un poquito de actividad por otra más simple, sencilla, divertida y que nos haga cambiar un poco de aires. De esta manera nuestra concentración se mantiene joven y activa. Y que mejor manera que realizando pequeños detalles estimulantes como los que aquí os presento y que además les encantan a los niños y ayudan a desarrollar su imaginación. Pueden utilizarse como complemento de algún regalo y podéis realizarlos de todos los tipos. Yo aquí os muestro tres ejemplos que casi no necesitan ni explicación, de lo sencillos que son.

Pinza baile
Pinza boda
Pinza payasos

Como véis son una pareja de baile de salón muy elegante, otra unos novios, y otra unos payasos. Tan fácil como coger una pinza de madera y pintarla y añadirle algodón pintado para el pelo.

Y después de esta pausa tan divertida, podemos seguir con trabajos más arduos.

Saludos

 

A %d blogueros les gusta esto: