Hablando de mandalas…

El taller de hoy trata de mandalas, pero no como solemos verlas. Habitualmente se utilizan para mejorar la atención de los niños cuando colorean cada parte porque deben concentrarse en las pequeñas partes de que está compuesto el dibujo. Hoy vamos a ser algo más creativos, y vamos a partir de una mandala bajada de internet y con motivo navideño, pero en vez de dibujarlo, vamos a elaborarla de manera tridimensional para que luego podamos colgarla de una cinta como adorno. El resultado es maravilloso, los niños ejercitan más destrezas, no sólo la atención, también la creatividad, la motivación y la motricidad fina. Se puede realizar desde los 4 años de edad.

Este es el resultado. Llamativo, bonito, útil, y sobre todo a ¡los niños le ha encantado!

Materiales:

  • Plastilina
  • Lana de colores
  • Mandala impresa
  • Cartón

Pasos:

  1. Recortar la mandala y pegarla sobre un círculo de cartón más resistente.
  2. Perfilar con lana las imágenes
  3. Rellenar con plastilina, extendiendo bien hasta chocar con los bordes de lana, de manera que quede fija.
  4. Rellenar toda la imagen.
  5. Rodear con un hilo de lana.
  6. Hacer un agujero al cartón para colgar con un hilo.

 

Saludos

 

A %d blogueros les gusta esto: