Mandala otoñal

Como cada temporada nos preparamos con una nueva actividad con mandalas. Esta está indicada para que los más pequeños ejercitan sus habilidades de motricidad fina a través de la plastilina. Para ello hemos partido de una mandala encontrada en la red.mandala

A continuación la embadurnamos de pegamento de barra y vamos preparando bolas de plastilina de los colores seleccionados, en este caso otoñales.: marrón y naranja. Y otros de contraste para el fondo: verde y azul. Sobre la hoja con pegamento se va trabajando la plastilina con los dedos y ejercitándolos de tal modo que aplastan y deslizan sobre las partes de la hoja y hacen mezclas de colores para darle mayor naturalidad.

Mandala-Hoja

El resultado queda muy vistoso y los niños han trabajado sus destrezas motoras que les ayudarán posteriormente en habilidades más complejas como el recortar o escribir.

Para algo más mayorcitos os dejamos otra posible idea a partir de la misma mandala y que también favorece el desarrollo de destrezas motoras. Se trata de utilizar un punzón sobre una base de goma eva o cartón para picar puntitos de lado a lado de la imagen y con agujas de lana de plástico vaya enlzando ambos lados de agujeros como si cosieran. Más o menos quedaría algo así:

Hojatejida

 

Saludos

A %d blogueros les gusta esto: