Los niños y el código de programación

COde

En el post de hoy quiero tratar el tema de la programación en los niños de una manera diferente, quizá más práctica, desde mi experiencia.

Mucho se ha hablado de los beneficios que les proporciona el aprender programación a edades tempranas a través de distintas aplicaciones o juegos que permitan esa transferencia futura hacia el código.

Hablamos de las múltiples experiencias educativas con Scratch, de apps del tipo de Move the Turtle, Cargo Bott, Daisy the Dinosaur, Hopscotch, Tinker, Kodable, etc. Todas ellas las más escuchadas actualmente.

Después de probarlas todas, desde el punto de vista docente y en función de las diversas edades a las que pueden ir destinadas, no dejan de ser “juegos de lógica” de los que encontramos en muchos otros programas, juegos o aplicaciones. Con esto, no quiero decir que no sean útiles. Por supuesto, debemos estimular a los niños con todo tipo de influencias de aprendizaje, y actualmente esto pasa por elementos de este tipo que les indiquen posibles caminos hacia la programación, ya que cada uno debe elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

Pero junto a ello tenemos, por ejemplo, los coches teledirigidos, donde también damos ciertas órdenes a un objeto para que reaccione, quizá sin ponerle el nombre preciso, pero con la misma idea esencial, el hecho de seguir unos pasos para construir el movimiento de ese objeto o la acción del mismo. Y, en este sentido, comienzan nuevos proyectos que aunque también siguen el ritmo tecnológico, son juegos para los más pequeños que pueden manipular de una manera más parecida a un juguete corriente. Es el caso de este pequeño robot para niños de 5 años que podéis ver en el siguiente vídeo, donde se combina la app para Ipad a modo de mando y el propio robot para comprobar la acción. Resulta mucho más significativo el manipular con un objeto real y comprobar, como hacían habitualmente cualquier juguete teledirigido, como nuestras órdenes cobran efecto.

Play-i – Delightful Robots for Children to Program from Play-i on Vimeo.

Como en todo, debemos compaginar unas y otras para estimular un correcto y motivador aprendizaje, incluyendo tanto aplicaciones más actuales como otras más habituales y corrientes, porque el aprendizaje de cada uno es diferente.

Si lo que gusta son los juegos de mesa, también encontramos grandes iniciativas en este campo para aprender los fundamentos de la programación. Es el caso de la también Kickstarter Robot Turtles. Muy semejante a la app the Move the Turtle pero con un nivel de complejidad inferior, a través de cartas con tortugas direccionales y un tablero simple.

Robot turtles

También depende mucho del contexto en que utilicemos cada una de ellas.

Si hablamos de la escuela quizá es más útil Scratch o Hopscotch, donde se dan unas pautas diferentes de aprendizaje, de desarrollo de estrategias algo dirigidas para la consecución de determinadas acciones, y pensando en Primaria como nivel inicial. Sin embargo, las apps tienen la ventaja de ser más intuitivas y más aplicables a diferentes edades, cada una con retos de menor a mayor, donde cada uno llega hasta donde puede o quiere. En la misma línea encontramos Tynker quizá muy útil para aprender en casa (por un precio). Con unos tutoriales estupendos y de la misma manera que los anteriores te introduce en el mundo de la programación, y además incluye badges que le dan un plus de motivación para que cada niño “juegue” un ratito a programar. Además estas badges conrtribuyen a la educación digital de los alumnos ya que lo ideal es situarlas en un espacio digital, tipo blog, donde cada uno vaya construyendo su aprendizaje digital. Esto no es exclusivo de las escuelas. Aunque de momento para crear un blog es necesario un email a partir de cierta edad (aproximadamente 14 años), dependiendo del que se elija, también es verdad, que nosotros como padres podemos hacernos cargo de un nuevo blog para nuestros hijos y que vayan construyendo su huella digital, bajo nuestra supervisión. Podéis ver un ejemplo en el blog que he creado para mis hijos donde cada uno de ellos va colgando sus cositas, según les apetezca y a su ritmo. Y, importante, siempre bajo mi supervisión y guía.

En algunos países, la programación forma parte del currículo escolar, así, por ejemplo, con programas como Bomberbot. Es totalmente online y con una interfaz muy sencilla y visual. Perfecto desde primaria. Sólo tiene 7 niveles.

En particular, a mi el que más me ha gustado es Kodable, porque introduce a los niños, en un juego divertido que les ayuda a pensar, a evaluar sus estrategias en busca de un camino, desde unas imágenes sencillas y divertidas. Es muy visual. A diferencia de Scratch o Daisy donde debes añadir el item necesario para que produzca la acción oportuna, y donde se hace, quizá, más dificil la comprensión cuando pretendemos que haga un movimiento muy básico pero con demasiados items añadidos para que consiga realizarlo, enlazando diversas posibilidades. Y Bomberdot, que de manera rápida e intuitiva te permite accionar el robot de una manera muy sencilla.

Si lo que queremos es para niños algo mayorcitos, que ya entienden perfectamente qué es el código y lo que se puede lograr con él, desde la creación de aplicaciones móviles a webs, entonces puede interesarnos CodeAcademy que también ofrece badges por cumplimiento de lecciones, en este caso para compartir en redes sociales. Sigue un tutorial muy básico que te permite acceder a varios lenguajes, ya sea HTML, CSS, Java… como manera de iniciarse en este mundillo y que realmente viendo lo necesario que se va haciendo comprender todo esto, recomiendo especialmente. Puedes ir a tu ritmo, es gratuito, y sencillo. Y, podemos completar toda esa información con otra página gratuita que ofrece vídeo tutoriales de varios lenguajes, Programando.

Podemos encontrar muchos tutoriales personalizados, en función de lo queremos , como es el caso del canal de youtube Código Facilito. Y si para ellos queremos una app, Cargo Bot me parece perfecta porque te reta desde el primer nivel.

Recientemente ha llegado a mis manos el siguiente enlace para aprender a programar, con la posibilidad de elegir nivel en función de tu edad. Se llama Crunchzilla. Es totalmente online, cosa que facilita el acceso desde cualquier punto y persona, sin necesidad de descargas. He probado la versión Code Monster, para niños, que es presentada por un simpático monstruito. Comienza con unas lecciones básicas y divertidas de Java Script creando y cambiando una fígura geométrica, lo que ayudaría a globalizar el aprendizaje de las mismas, simplemente por cambio de tamaño en alguna dirección. Su manera de trabajar es similar a Code Academy, pero con imágenes, algo más visual y propone en todo momento el juego con el código para descubrir por tí mismo las posibilidades.

¡¡¡Actualización 2019!!!  No dejes de leer este artículo que introduce nuevos caminos para aprender código gratis.

La conclusión final que sacamos es que la programación forma parte de nuestras vidas y será necesario conocerla en el futuro para formar parte de esta sociedad digital. En la escuela, y nosotros como padres y educadores, debemos ayudar a que los niños estén preparados para el mañana, que no sabemos como será, pero vamos teniendo una ligera idea de por donde van los tiros, así que tenemos que ofrecerles todo lo que podamos, que cada uno construya su propio aprendizaje a partir de este entorno donde viven y de lo que les proporcionamos, y quizá su futuro esté lleno de buenas ideas y estrategias para afrontar lo que les toque.

Como decía Herbert Simon

El aprendizaje es cualquier cambio que haga un sistema para adaptarse a su medio ambiente.

A %d blogueros les gusta esto: