Gamifica y aprende

Como consecuencia de esto se plantean dos nuevas cuestiones. Por un lado,  encontramos  al buen estudiante, al que no se le está exigiendo todo lo que podría dar, simplemente lo que se encuentra en su zona de confort. Y, por otro, están los malos estudiantes, a los que se les pide mucho más de lo que encontramos en su zona de confort, con lo que el reto del aprendizaje les es imposible de alcanzar. Las ideas creativas, y con ello el aprendizaje, deben situarse en su zona de desarrollo próximo, es decir un poquito más allá de su zona de confort, pero dentro de sus posibilidades, que les permitan generar nuevas conexiones, inferencias, reestructrurar su mente de nuevo. En este punto, es donde los videojuegos actúan como herramientas personalizadas de aprendizaje. Cada una juega a su nivel, aprende en función de lo que va logrando, y, todo, de manera divertida.

Pero lo mejor es que todo os lo explique con un ejemplo. Recientemente ha salido un nuevo juego al mercado del Ipad: OCEANHORN.

Llevaba tiempo esperando algo similar para tablet, ya que es similar al Zelda de Nintendo y buscaba algo que permitiese la facilidad de lo táctil en un videojuego con ese diseño.

Para los que no conocéis el Zelda se trata de una aventura gráfica, igual que el nuevo Oceanhorn. Lo primero con lo que te encuentras es con un storytelling fascinante, es decir, te cuentan una historia, muy al estilo oriental, de cómo tú , el héroe, debe salvar el mundo, rescatar a la princesa, etc. Con lo que lo primero que tenemos es la necesidad de una comprensión lectora adecuada, por eso lo considero apto a partir de más o menos los seis años. Es la historia la que te introduce en el juego, llevar a cabo una serie de misiones, al principio tan simples como la búsqueda de algún objeto. En el camino te vas encontrando con otro tipo de tareas, objetos y personajes que te hacen ir aprendiendo poco a poco. Es el caso de los enemigos que te hacen daño y con los que debes luchar, entonces te das cuenta de que cuentas con armas muy burdas y que el hecho de ganar experiencia te llevará a mejorar tu arma, es decir con tu esfuerzo mejoras. Esto te hace aprender que hay que trabajar para conseguir las cosas, no te vienen dadas. Por otro lado vas descubriendo tu entorno, si es una ciudad, si vas por el mar, los personajes que te encuentras y te dan pistas, los objetos que te ayudan a conseguir objetivos, los que puedes acumular en tu inventario. Así de un plumazo has creado un nuevo contexto en tu mente totalmente lleno de cosas nuevas y que poco a poco irás conectando de manera que te facilite el aprendizaje de otros contextos. Por ejemplo, en este caso si has jugado a Zelda ya conoces ese contexto y te permitirá ser más experto en el Oceanhorn porque tienen un diseño similar. Cada uno irá mejorando sus destrezas en función de cómo organice su estrategia, de la memoria visual y de corto-largo plazo que posea, de las destrezas anteriores con las que contaba, etc. Pueden jugar todo tipo de jugadores porque cada uno avanzará de distintas maneras, y aunque el juego tiene un diseño específico es en realidad el jugador quien elige el camino, su orden y sus preferencias, también en función de lo que se le ha permitido conseguir gracias a sus habilidades.

Pero también tenemos en cuenta otro tipo de juegos. Por ejemplo el Candy Crush. En este tipo de juegos las estrategias que utilizamos son diferentes. Cualquiera puede unir piezas del mismo color, pero aprender las reglas de las piezas especiales es otra cosa, y eso te lo da la experiencia durante el juego y tus habilidades espaciales, lo que entronca directamente con tus destrezas lógico- matemáticas.

Y así, podríamos hablar de infinidad de juegos que existen actualmente y que se quedan en ese concepto, no como algo que sirva para educar.

Existen ya algunos de estos videojuegos que se están aprovechando en el mundo educativo. Como es el Minecraft. Algunas escuelas lo están utilizando en el aula. De hecho se ha llamado MinecraftEdu.

Desde aprender civilizaciones antiguas hasta programación o como modelo de experimentación. El hecho es que se ha creado con un fin educativo adaptándolo al aula. Ya conocemos algunas empresas que realizan esta labor de adecuar los juegos a la educación. Esto es el principio de un nuevo modelo educativo.

(Pincha en la siguiente página)

A %d blogueros les gusta esto: