La riqueza educativa de los juegos de mesa

IMG_2305Después de unas fiestas de intensos y habituales juegos creo que es importante considerar la labor educativa que proporcionan, desde todos sus formatos.

Aunque soy fan de la tecnología punta, como cualquiera, igualmente comparto mi extrema afición por este otro tipo de juegos, diferentes de consolas y aplicaciones, que han estado toda mi vida presentes y que me han ayudado a evolucionar en muchos aspectos, como persona, en cuanto a aprendizajes, etc.

Lo primero que hay que conocer son las diferentes tipologías de juegos y para ello os ofrezco esta infografía al respecto, donde cada formato nos ofrece un aprendizaje diferente, donde entre ellos convergen en ciertas actitudes y donde sobre todo estamos motivados para jugar.

Lo que queda claro es que tras este breve repaso de las tipologías de juegos de mesa, tradicionales, encontramos múltiples referencias a lo que se publica actualmente como la educación del siglo XXI. Los elementos más comunes de creatividad, comunicación, colaboración y pensamiento crítico están presentes en los juegos de mesa. Los beneficios son innumerables aunque he pretendido acercar los más significativos.

Por un lado la clara mejora del aprendizaje. Porque en un único elemento o herramienta encontramos diferentes accesos al aprendizaje.

Contamos con la mejora de la memoria a largo plazo, por cuanto supone el tablero o juego de metáfora visual donde coexisten múltiples informaciones que a golpe de vista se recogen en nuestro cerebro de una manera muy sencilla. Poco a poco y a medida que avanzamos en el juego cada una de estas informaciones se va relacionando entre sí propiciando la significatividad de cada una de ellas y el asentamiento y asimilación de las mismas en nuestra memoria.

Esta recogida de información nos lleva a otro nivel, aquel donde coexisten múltiples niveles y estilos de aprendizaje. la individualidad de cada uno propiciará diversos aprendizajes en cada juego lo que favorece que estos juegos existan a un nivel de diversidad ejemplar. Todos pueden jugar, cada uno en su ritmo y además existen niveles para todos ellos.

Durante el transcurso de la jugada se ponen en juego muchos factores nuevos. Desde la comunicación y debate propio que surge de las reglas del juego hasta la puesta en marcha de las mismas a medida que nos suceden cosas en el juego. No todos interpretamos de la misma manera algunas reglas y esto provoca un intenso debate para poder continuar jugando favorablemente, porque nos gusta jugar y estamos motivados. Este debate propicia cambios de conducta prosociales, la diplomacia, firmeza, la colaboración surgen y se hacen necesarias para seguir jugando que es lo que queremos.

Del mismo modo nuestra estrategia de juego va cambiando a medida que avanzamos. La creatividad propia nos acerca a diferentes retos que vamos superando en busca de la meta o de ganar la partida. Desarrollamos hasta el extremo la creatividad y le damos nuevas oportunidades para seguir luchando, fomentando al mismo tiempo una iniciativa inusual, el emprender nuevos retos creados por nosotros mismos a raíz del juego para mejorar nuestra experiencia y esforzarnos en lograr nuestro objetivo.

Con esto veo claro que introducir los juegos de mesa en la educación de nuestros hijos y alumnos es fundamental. Pero por si seguís interesados en probarlo desde una perspectiva más tecnológica os dejo el siguiente enlace donde os ofrezco una lista de aplicaciones versadas en juegos de mesa.

Aplicaciones versadas en juegos de mesa

A %d blogueros les gusta esto: