Claves para el trabajo en equipo

La clave de una buena dinámica de grupo en el aula pasa por aspectos transversales, más cercanos al coaching educativo que propios de la estrategia del proyecto.
Siguiendo las indicaciones de uno de los padres del coaching, John Whitmore,  crear un equipo efectivo puede ser la clave para aprovechar la dinámica de los grupos en el aula. Y lo que pretendemos no es elegir entre alumnos, sino conseguir que todos los alumnos sean efectivos y trabajen bien en equipo.

Hagamos un repaso por autores como Maslow. Este psicólogo humanista estableció una pirámide de necesidades de cada ser  humano. Considero este punto fundamental para conocer un poquito mas las necesidades de nuestros alumnos de cara a buscar su sitio dentro de un equipo .

maslow

Fases:

  • Fisiología: Necesidades primarias de alimentación, respiración, descanso…
  • Seguridad: Garantía de tener lo que le rodea en el ámbito familiar, laboral,de salud, etc. seguro.
  • Afiliación: Tener cubiertos aspectos sociales: amor, amistad…
  • Reconocimiento: Autoreconocimiento, confianza, respeto…
  • Autorealización:creatividad, resolución de problemas,…

Partiendo de este punto consideremos que lo que dificulta la cooperación inicial es la pauta de concesión del equipo. De entrada son personas totalmente individuales que consideran el proyecto de manera individual.

Nuestro primer objetivo será que se vean como participantes donde cada uno aporte algo, no todo o nada.  Primero han de sentirse cómodos, seguros, sin miedo a fracasar, hacer el ridículo o, incluso todo lo contrario, creyéndose ser los únicos que son capaces de lograrlo. Se deben apreciar todas las potencialidades de cada uno de manera que puedan apreciar entre sí lo que cada uno puede ofrecer. Deben dejar de lado sus propias necesidades y fiscalizar las necesidades del grupo en su conjunto. Centrarse en el objetivo concreto que pretende en el proyecto. Si atendemos a la pirámide debemos llegar a la cima para que esto suceda.
Por tanto, lo mejor que puede hacer el maestro es comenzar por esto. Establecer un proyecto comunicativo con el fin de que pierdan el miedo a relacionarse con sus compañeros, ofreciendo pautas, motivos o intereses que les son propios por edad o a elección de ellos con el fin de que se sientan cómodos como grupo.

La duración de este primer punto y teniendo en cuenta que ya se conocen en el aula estaría en torno a 1 hora diaria y durante un mínimo de una semana. Lo ideal seria utilizar juegos donde la comunicación forma parte importante del éxito.
Ideas de juegos:
– comentar una noticia a partir de una foto
– hacer juegos de misterio donde cada participante juegue un rol en un escenario concreto y deban conocer al resto de participantes y sus roles y establecer  las conexiones entre ellos.
– redactar una serie de preguntas generales para que cada uno de ellos responda a las mismas y se conozcan un poco mejor.

De ejemplo:

 

A través de esta previa aproximación se irán estableciendo los roles de cada participante en el equipo. Esta profundización en sus personas favorecerá el éxito del proyecto. Hay confianza y seguridad y todos aportarán sus esfuerzos y trabajos lejos de ser perjudicados por situaciones o sentimientos ajenos al proyecto.

Algunas consideraciones básicas en formato infografía para vuestros alumnos:

 

A %d blogueros les gusta esto: