Coaching educativo o aprendizaje adaptativo del docente

Finalmente, propone una sesión de coaching de mínimo 30 minutos de duración con las siguientes pautas:

  • Observación  previa que permita identificar aquellos puntos a mejorar
  • Rúbrica para evaluar esos puntos
  • Observación durante la sesión de esos puntos y relleno de rúbrica.
  • Pasos a implementar para la mejora.
  • Feedback de esa sesión con el docente, explicando lo que has observado y los efectos de esa actuación (se puede grabar la sesión en vídeo), cuestionar como mejorarla con el docente y establecer un nuevo rumbo. Igualmente reconocer positivamente los aciertos. Rehacer la rúbrica para alcanzar los nuevos objetivos.
  • Después de terminar el coaching, el docente completa una encuesta que evalúe la sesión de coaching.

En definitiva, la utilidad de una sesión de coaching es precisamente el acompañamiento al docente para observar cuan efectivo es el proceso que sigue o la metodología que utiliza durante una sesión. El docente debe identificar los puntos que quiere mejorar, situarlos en una tabla y con la ayuda del coach evaluar la efectividad de los mismos, los puntos a favor y en contra para en el feedback posterior debatir como mejorarlos. Y a través de prueba-error, que no deja de ser un entrenamiento de tareas, llegar a mejorar su práctica.

Veremos como la gamificación propone también un tipo de entrenamiento de tareas para los alumnos donde el feedback es un elemento crucial para motivar el aprendizaje. Y, desde el punto de vista del design thinking, como la iteración y el modelado también son elementos fundamentales para desarrollar una buena estrategia de aprendizaje que permita al alumno ser el principal protagonista de su aprendizaje. Pero las relaciones entre coaching, gamificación y design thinking son más profundas, como veremos en post posteriores.

 

A %d blogueros les gusta esto: