Mi NOOC #RespetoEnRed

Comienza un curso, esta vez NOOC (nanocurso, ¡qué interesante concepto! Sólo 180 minutos ¿Quién puede resistirse?) sobre Medidas y Actuaciones frente al Ciberacoso impartido en la plataforma de Educalab del INTEF. Soy del la opinión que este tipo de cursos, y más en este formato, son imprescindibles siempre, porque desconocemos el alcance de la digitalización de las relaciones sociales. Nos encontramos niños que ni mucho menos son nativos digitales, en el sentido de gestores adecuados de las herramientas digitales y se hace necesaria una protección frente aquellos que acaban perdidos en el mar de la comunicación social extrema.

El formato es muy sencillo, basado esencialmente en la introducción de micropíldoras de información que te lleven a la reflexión y el debate de cada uno de los puntos que trata.

En este caso, la netiqueta y la actuación en red, centrándose especialmente en los servicios de mensajería instantánea del tipo de  Whatsapp son los que sirven para fundamentar como las redes sociales incentivan a los jóvenes a compartir y empoderarse al mismo tiempo que aparecen nuevos tipos de exclusión social.

 Una de las maneras más sencillas de interiorizar los contenidos ha sido a través de un cuestionario sobre varias redes de mensajería. Es sorprendente como toca con detalle los temas más candentes y te permite reflexionar sobre ello. Sin duda, para aquellos que no estén familiarizados con  los sistemas de configuración del perfil les será de gran ayuda, y, en cualquier caso, a todos nos viene bien el repaso.

Aquí la infografía interactiva que comparten para ser conscientes:

Tras completar un Padlet que os dejo aquí con propuestas para nuestro decálogo vemos que estamos todos en la prevención de conductas indeseadas y que ello pasa por el respeto, por los valores, por la información.

La actividad final para superar un curso es algo que a todos nos resulta útil y que antes o después debemos tener presente en nuestras casas o centros escolares. Se trata de un protocolo de uso aceptable de los medios de comunicación digital (AUP), que os dejo aquí:

Mi protocolo AUP está pensado para implantar en casa desde el punto de vista de las familias. El desconocimiento que tienen muchos padres sobre cómo actuar, y la falta de uso ellos mismos de medios digitales, lleva a que sus hijos se sumerjan en este mundo de manera autónoma y valiente, llevados por el movimiento social que lo acompañe y no exento de riesgos.

Por un lado cabría preguntarse si es necesario este acompañamiento, todos sabemos que hay cosas que aprendes en tu entorno social y no familiar y que suele ser un plus al desarrollo de la personalidad. De otro lado, cabe nuestro afán proteccionista y más en un momento donde todo sucede tan rápido que seguro llegas tarde a cualquier acontecimiento en la vida digital de tus hijos. Que no quepa ninguna duda que la primera y mas esencial labor de los padres es educar a nuestros hijos en una serie de derechos fundamentales, que también deberes y obligaciones. Nuestro deseo ultimo es que sean felices y para ello ademas de fomentar su autonomía e independencia en su desarrollo personal, debemos inculcarles unas pautas de convivencia social, porque vivimos en sociedad. El respeto, considerado en toda su extensión, y el hacer con la máxima de siempre que no se cumpla el “sin dejar hacer a otro” en cuanto a libertad y autonomía se refiere y, por supuesto, en cuanto a integridad física y moral.

Teniendo en consideración esto, y dado que quiero introducir el tema para edades que cubren desde primaria hasta bachillerato donde los medios digitales utilizados son diversos, distintos formatos y con diferentes fines, inicialmente creo que es importante establecer, de entrada, unas mínimas normas de uso de la tecnología en casa.

Habitualmente sigo las redes, especialmente Twitter de la Guardia Civil y la policía que a menudo publican consejos para los menores y las familias acerca del uso adecuado de las redes sociales, con conceptos cercanos a los adolescentes y de una manera muy clara y sencilla. Entre todos esos consejos y después de realizar el curso en RED que aconsejo (mis apuntes en la infografía de mi AUP) , es bueno establecer un contrato de uso de la tecnología en casa con unas normas claras y definidas, de espacios, tiempos, modos…

Os dejo aquí el que tengo yo en mi casa en particular, partiendo de la base de que soy una madre pesada en este aspecto:

Ciberacoso

Es importante compartir con ellos el momento de introducir la tecnología en casa, igual que hacemos con los juguetes cuando son pequeños o con cualquier nuevo objeto, los padres acompañamos durante toda su etapa escolar a los niños de diferentes modos, no se porque con esto va  a ser diferente. En particular, en el hogar el uso de la tecnología, desde mi punto de vista tiene que estar abierto a la participación y el diálogo y por supuesto a la posibilidad de que sean autónomos en su uso, permitirles ser creativos y darles cierta flexibilidad para que crezcan adecuadamente. La idea no es espiarles ni estar detrás cada vez que cojan un ordenador o un móvil. De nuestro lado como padres está el orientarles, guiarles y aconsejarles y darles los medios para que sean ellos mismos quienes poco a poco se sumerjan en este nuevo espacio. Parece que nos llevamos las manos a la cabeza cuando cogen el móvil pero nadie dice nada cuando lo que cogen es la consola, que igualmente está en red y tiene los mismos peligros o más si cabe.

Un primer paso para darles esa libertad en el manejo de los diferentes dispositivos es utilizar el control parental de los mismos. En mi caso contamos con dispositivos iOS y Android y he de reconocer que los iOS permiten un control mucho mas preciso y fluido que en Android. Por otro lado, también me sirve para orientar a mis hijos acerca de las aplicaciones que pueden o no descargarse y que vean los motivos. En Android cada vez que te bajas una aplicación te indica que elementos de tu dispositivo necesitará y es cuando compruebas que estás dando acceso a tus fotos, tu dirección IP (si necesita red), tu correo, etc. En IOS eso no pasa pero en cualquier caso como tienes el control parental te permite gestionar tu información más fácilmente y evitar ese tipo de peligros. Lo mismo sucede con el tema de las compras de las aplicaciones, en IOS hay función familia y necesitas un id que siempre estará al nombre del adulto y siempre sabrás si están realizando compras indebidas o inconscientes.

En segundo lugar, creo que es imprescindible una conversación fluida y amigable con nuestros hijos. Que vean que no prohíbes nada, y de hecho que tú eres un modelo en el uso de esa tecnología. En casa la primera que prueba todo soy yo y después ellos. Todas las cuentas creadas para que utilicen están bajo mi supervisión general, es decir, no miro cada día lo que ocurre pero si hay un tránsito inadecuado lo sabré. En todos los casos restringe el horario de uso de tecnología en general, más que nada porque podrían pasarse todo el día con ella y no creo que sea sano dejar de hacer otras cosas (hablamos de tecnoadicciones). Por tanto, mis principales consejos para proteger la identidad de los menores quedan así:

  • Utiliza el control parental
  • Utiliza un protector en la webcam del ordenador
  • El adulto será el titular de las cuentas que utilicen para jugar, para descargarse aplicaciones….
  • Habla con ellos sobre los posibles consecuencias de actos que parecen tan triviales como hacer una foto a un amigo, no vaya a ser que luego te denuncien.
  • Dejar claro que su privacidad es sagrada
  • Dejar claro que pueden contar contigo para cualquier cosa y que no tengan miedo a preguntar , dar confianza y mostrar respeto por sus cosas.

Opciones de privacidad a tener en cuenta:

  • De nuevo, el control parental de los dispositivos
  • Enseñar las configuraciones de privacidad de aquellas aplicaciones que tengan descargadas: el hecho de compartir públicamente o solo con amigos que tiene Facebook, el hecho de tener una cuenta de correo con acceso en dos pasos para evitar suplantaciones de identidad, …
  • Enseñarles la importancia de las contraseñas y su gestión, por ejemplo, con aplicaciones como LastPass.

Normas de uso responsable:

  • Utilizar los dispositivos en el hogar en zonas abiertas o compartidas ( evitar que se encierren en su cuarto)
  • Acompañar a los adolescentes en sus primeras veces de inmersión en la red, en los dispositivos, en las aplicaciones.
  • Advertir de los peligros, es buena idea incluir en sus cuartos un póster con las distintas variantes para que puedan tenerlo a la vista constantemente (en algún momento lo consultarán).
  • Dependiendo de la edad se puede habilitar el control parental para impedir que accedan a determinadas páginas o bien directamente restringirlo para que accedan solo a unas propuestas por nosotros, principalmente para primaria.
  • Explicar la necesidad de crear una identidad digital acorde a ellos mismos.

Consecuencias por el uso irresponsable: Visita la infografía que adjunto en el cofre del tesoro.

Establecer un contrato entre padres e hijos que indiquen los derechos y obligaciones de cada uno respecto al uso de la tecnología en casa:

  1. Para los niños:
    • Preguntar cuando necesiten o tengan dudas o suceda algún problema en el uso de la tecnología
    • Utilizar responsablemente la tecnología
    • Tener un horario definido para el uso de la tecnología y que avisen del motivo de uso: por estudios, ocio, social.. a sus padres
  2. Para los adultos:
    • Ser accesibles y mostrar confianza a los niños
    • Compartir con ellos momentos de uso de la tecnología, integrarlo en sus vidas como algo normal
    • Atender a su responsabilidad como padres y estar pendientes del uso que hacen sus hijos sobre la tecnología conociendo lo que les interesa, motiva, gusta…

Si quieres verlo de una vez, mira la infografía que he preparado:

Por último agradecer todo lo que han compartido los compañeros y el debate que se ha creado en las redes. Por supuesto felicitar a los tutores y coordinadores por su magnífica curación de contenidos.

 

A %d blogueros les gusta esto: